Las 7 diferencias culturales que te conviene conocer si viajas al Reino Unido

 

Autobús británico pasando por la torre de londres

 

¿Realmente existen tantas diferencias entre ingleses y españoles? Aun huyendo de estereotipos como el clima o el idioma que siempre surgen cuando se trata este tema, sigue resultando fácil encontrar una gran cantidad de diferencias en la vida diaria que no dejarán de llamar tu atención. Por ello, tanto para aquellos que nunca habéis visitado Reino Unido como para los que ya sois veteranos, os adjuntamos una relación de las curiosidades más llamativas que seguro os arrancarán una sonrisa.

 

1. Sácale partido al “Cash Back”

 

Cualquier español pensaría en un supermercado como aquel lugar en el que abastecerse de productos de alimentación, perfumería o limpieza, pero… ¿para retirar dinero en efectivo? Imaginad que habéis llevado a cabo una compra por importe de 20 € y, una vez os encontráis en la caja, solicitáis al encargado que os entregue 50 € en efectivo. De esta manera, y siempre que el abono se realice con tarjeta, el empleado os cargará en la cuenta 70 €. ¿Qué habréis logrado con este procedimiento? Pues nada menos que conseguir efectivo de forma gratuita sin recurrir a un cajero automático ni comisiones.

 

2. Las colas

 

personas haciendo cola

 

Los ingleses hacen cola para todo y, lo que es más importante, siempre respetan el turno. No se te vaya a ocurrir saltarte una cola inglesa o te meterás en un buen lío. Incluso en situaciones de estrés, pánico y caos, si hay una cola, se respeta, no se adelanta. Únicamente en las escaleras del metro, los que suben parados se apartan a la derecha para dejar pasar a los que van con prisa, así que nada de ocupar toda la escalera con tu maleta.

 

3. Guardando las distancias

 

Estamos tan acostumbrados a saludarnos dando dos besos cuando nos presentan a una persona que quizás nunca nos hemos parado a pensar que, incluso en países próximos al nuestro, esta cotidianeidad pueda ser considerada una auténtica falta de respeto. Reino Unido es un claro ejemplo de ello, donde cualquier formalismo diferente a un simple apretón de manos puede dar lugar a una situación muy incómoda y la necesidad de disculparse repetidamente.

 

4. Noches de agosto ¡todo el año!

 
Chicas inglesas en tirantes en pleno invierno
 

Una fría noche de sábado en invierno os podéis encontrar paseando por una calle londinense ataviados con la ropa propia de esta época: gorro de lana, bufanda, jersey y guantes cuando, para vuestra sorpresa, no tardareis en cruzaros con un grupo de mujeres que desafían las inclemencias climáticas con vestidos de tirantes y sandalias de tacón de aguja. Este contraste tan llamativo tiene varias explicaciones: en primer lugar, los ingleses se encuentran muy habituados a las bajas temperaturas, por otra parte, los servicios de guardarropa en los locales de ocio son caros y, por último, está la concepción de que salir de fiesta equivale, ante todo, a ir de punta en blanco.

 

5. No llegues tarde

 

¿Quién no ha dicho alguna vez “ya estoy llegando” cuando aún no había salido de casa? La puntualidad en España brilla por su ausencia, sin embargo, cualquier británico la da por supuesta y un ligero retraso se considera una falta de respeto muy grave que te hará ganarte no sólo una reprimenda sino una pérdida de credibilidad que será muy difícil de recuperar.

 

6. Educación ante todo

 

chiste-sobre-la-cortesia-inglesa

 

Determinar cuáles serían las tres palabras más habituales en castellano podría dar a un debate que se alargaría de forma indefinida. Sin embargo, un anglosajón no tendría dificultad en identificar las suyas: Sorry, thanks y please. Su empleo ha sido interiorizado como fruto de la costumbre en todo tipo de situaciones, por ejemplo, para agradecer al conductor del transporte público el servicio prestado, y no tiene por qué revelar un sentimiento auténtico, aunque, su ausencia, siempre será considerada una descortesía.

 

7. Pagar hasta por respirar

 

Aunque pueda parecernos extraño, la llamada TV Licence forma parte del régimen fiscal inglés como medio principal a través del cual mantener la televisión pública. Este canon afecta a todas aquellas personas que dispongan en su domicilio de un receptor de TV, las cuales no tardarán en recibir cartas requiriendo el pago si no se ha realizado una domiciliación bancaria o transferencia con tarjeta de crédito. Sin duda, algo a tener muy en cuenta dado que también afecta a los extranjeros que se encuentren de forma temporal en el país.

 

Espero que te haya resultado divertido este post y te ayude a preparar tu viaje a inglaterra, si es que estás pensando en pasar allí una temporada. Aunque ya sabes que si lo que quieres es seguir mejorando tu inglés, nuestros Cursos de Inmersión en Inglés en Asturias suponen una magnífica alternativa, con la ventaja de que convivirás con angloparlantes del todo el mundo habituándote a los distintos acentos y expresiones.

 

INFÓRMATE AQUÍ

 

Si te gusta este post, compártelo en

Leave a Reply

Your email address will not be published.